Modo oscuro
Image
  • domingo, 16 junio 2024
Panorama complejo para la soja: presiones alcistas y bajistas, y una oportunidad para Argentina

Panorama complejo para la soja: presiones alcistas y bajistas, y una oportunidad para Argentina

El mercado de la soja enfrenta un panorama complejo, con factores tanto alcistas como bajistas en juego. Los bajistas destacan las ventas de exportación estadounidenses más débiles de lo esperado y la falta de anotes de cosecha nueva por parte de China, lo que podría llevar al USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) a reducir aún más su estimación de exportaciones en su próximo informe.

 

Además, el esperado informe de superficie cultivada del USDA a finales del mes de junio podría revelar un aumento en las hectáreas de soja sembrada en EE.UU., lo que incrementaría la producción. El mercado ya descuenta que no puede subir mucho más el área en EE.UU. Estos factores combinados podrían resultar en un balance de cosecha nueva mayor, con existencias finales de soja de EE.UU. estimadas entre 450 y 500 millones de bushels, equivalentes aproximadamente a 12,25-13,6 millones de toneladas.

 

Los alcistas argumentan que el mercado ya ha descontado gran parte de las malas noticias y que podría haber un repunte en los precios de la soja en CBOT, si China realiza compras de cosecha nueva en EE.UU. o si el clima en este último país se vuelve desfavorable para los cultivos en la segunda mitad de julio y principios de agosto. Además, se observan algunas cuestiones y temas en Argentina y Brasil que podrían limitar sus exportaciones de la campaña nueva, proporcionando un impulso adicional a los precios de la soja en Chicago.

 

Aumento de inventarios y demanda en China

En los últimos meses, los procesadores de soja en China han intensificado significativamente sus compras, particularmente en abril y mayo, acumulando un total de 20,8 millones de toneladas. Esta masiva adquisición ha llevado a un notable incremento en las existencias de soja en los puertos chinos, pasando de 3 millones de toneladas en abril a 7,6 millones la semana pasada. Este aumento en los inventarios ha permitido a los procesadores incrementar su actividad, alcanzando el 57% de la capacidad instalada de procesamiento de soja en China, un crecimiento considerable desde el 50% reportado en abril.

 

Este incremento en el procesamiento ha resultado en un rápido aumento de los inventarios de salvado en los puertos, que han pasado de 330 mil toneladas en abril a 770 mil toneladas la semana pasada. Esta situación refleja no solo un aumento en la producción de derivados de soja, sino también una gestión estratégica de inventarios por parte de los procesadores chinos.

 

Las compras de soja para junio también superaron el volumen proyectado de procesamiento. Los procesadores están aprovechando el acarreo de la curva de precios de junio a agosto y septiembre, realizando compras superiores a lo normal para envío en junio y junio-julio. Estas adquisiciones alcanzaron los 10,5 millones de toneladas frente a un procesamiento proyectado de 8,5 millones, lo que les permite mantener ingresos y asegurar el suministro en un contexto de fluctuaciones del mercado.

 

Sin embargo, la demanda proyectada para julio aún no está completamente cubierta, con las industrias necesitando cubrir el 50% de su demanda restante. Además, casi todos los envíos proyectados se concentran en agosto y septiembre, lo que implica que los crushers en China todavía necesitan comprar aproximadamente 15,6 millones de toneladas hasta finales de septiembre para satisfacer sus necesidades operativas.

 

Una oportunidad para Argentina y EE.UU.

El mercado de la soja está siendo influenciado por diversas variables que afectan tanto a la oferta como a la demanda en diferentes regiones del mundo. En Estados Unidos, se pronostica un clima más seco hasta el final de la próxima semana, seguido de perspectivas más húmedas a largo plazo.

 

En Sudamérica, las nuevas regulaciones en Brasil que prohíben el uso de créditos PIS/Cofins para pagar otros impuestos federales han generado incertidumbre y han paralizado el mercado. Los crushers están reevaluando sus márgenes debido a estos cambios fiscales, lo que ha resultado en una reducción significativa en las ventas de soja. Esta semana, las ventas no alcanzaron las 500 mil toneladas, muy por debajo de los 1,5 a 2 millones de toneladas esperadas en condiciones normales.

 

La demanda de soja, que tradicionalmente se concentra en Brasil, ha comenzado a buscar otros orígenes. El USDA informó el viernes 7 de junio una nueva venta de soja 2023/24 a China, por 104 mil toneladas, lo que demuestra el desplazamiento de la demanda hacia Estados Unidos. En Brasil, los cambios en el PIS/Cofins también han afectado la demanda interna.

 

El informe del USDA del próximo miércoles 12 de junio será crucial para determinar si los bajistas aumentarán sus posiciones vendidas o si aprovecharán para tomar ganancias y recomprar sus posiciones, lo que podría proporcionar una indicación clara sobre la dirección futura del mercado.

 

Esta situación podría beneficiar a Argentina y Estados Unidos en el mercado de maíz y soja. En Brasil, la normativa afectará negativamente el procesamiento de soja, dejando más grano disponible para exportación en lugar de ser procesado internamente. Esto podría llevar a un aumento en las exportaciones de soja en grano desde Brasil, mientras que la disminución en el procesamiento podría abrir oportunidades para que Argentina y Estados Unidos aumenten su participación en el mercado de la soja procesada. Analistas ya proyectan una caída en el procesamiento de soja en Brasil y un aumento en las exportaciones de grano.

 

 

 

Fuente: Clarín

Sección: Rural

Fuente de imagen: Internet

Fecha: 10/06/2024

Comentarios / Reply From